jueves, 29 de enero de 2015

Una App permitirá a personas con discapacidad pedir un taxi a través del teléfono móvil

Quiero un taxi! es una aplicación de móvil gratuita que pone a disposición de los usuarios la Asociación Tele Taxi Isla de Tenerife. 



La Asociación Tele Taxi Isla de Tenerife ha puesto en funcionamiento la aplicación gratuita para teléfonos móviles Quiero un taxi!

Se trata de una utilidad destinada a facilitar la solicitud de taxis desde el smartphone, y especialmente orientada para personas con discapacidad auditiva y/o en el habla. La aplicación es de uso sencillo y a través de ella el usuario podrá conseguir una unidad en segundos, evitando de esta manera las llamadas de teléfono a la centralita o las esperas en la calle. 

Quiero un taxi!, trabaja de manera integrada con la gestión de flota de Tele Taxi Isla de Tenerife, y dispone de un gran número de vehículos al servicio de los usuarios. Esto permite reducir de manera significativa los tiempos de espera, abaratar los costes del servicio y ofrecer un seguimiento e información actualizada de la posición del vehículo en tiempo real. 

La operativa de esta App selecciona mediante GPS la situación del usuario, que previamente ha indicado (señalándolo en el mapa o por escrito), el lugar donde desea ser recogido. La aplicación también permite seleccionar el número de taxis que se desean solicitar, fecha y hora de recogida, forma de pago preferida, así como incluir especificaciones sobre el vehículo (número de plazas, taxi accesible y para personas en silla de ruedas, etc.) 

Quiero un taxi! está disponible tanto para sistema Android como para Iphone. 

Con esta iniciativa la Asociación Tele Taxi Isla de Tenerife pretende dar respuesta a una necesidad que muchos clientes con discapacidad han puesto en conocimiento de la entidad, así como ofrecer un servicio de calidad a la diversidad de usuarios de los que dispone la asociación. 

Para entrevistas, Víctor Melián, presidente ATTIT 
Teléfono 670 73 69 26

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada